ARTÍCULOS:
  • NUEVOS NEGOCIOS QUE SE REINVENTAN
    DiéticaUn negocio abierto las 24 horas del día los 365 días del año sólo es posible, hoy por hoy, en Internet. Y ésta fue la motivación de Abel Cerdá para crear Diética el pasado año. Esta tienda online comercializa productos de herbolario y de frutería ecológica bajo pedido. De este modo, al no tener ‘stock’ Cerdá ha reducido considerablemente los costes del negocio. El emprendedor puso en marcha una página web básica para empezar cuanto antes y conseguir rentabilidad. Ahora, el principal problema es darse a conocer: “Si no estás bien posicionado ni eres accesible, no existes”.


    Directodelolivar.comRicardo Carmona ya tenía experiencia antes de poner en marcha en agosto de 2010 ‘DirectodelOlivar.com’. Doce años de trabajo en Siemens y la participación en diversos proyectos de tecnología como socio fue lo que hizo decidirse a lanzar su propio negocio de venta online de aceite de la comarca de Sierra Mágina (Jaén). Carmona necesitó 30.000 euros para poner en funcionamiento la web, que creó en sólo un mes, y probar el modelo de negocio. Los obstáculos en Internet radican, según este emprendedor, en la necesidad de visibilidad y en la creación de barreras de entrada.

    Tiendeo“Lo único que teníamos claro es que montaríamos un negocio basado en una web y aplicaciones para el móvil”, explica María Martín, cofundadora de Tiendeo, portal que agrupa catálogos y folletos de tiendas. Los tres socios buscaron una idea con mercado, escalable y original. Cuando tuvieron el boceto de Tiendeo, realizaron una encuesta entre amigos y familiares para desarrollar la web. Luego, realizaron el plan de negocio y estudiaron el mercado y los clientes. Por último, desarrollaron la plataforma en beta, la lanzaron y buscaron la inversión para desarrollarla plenamente.

    Una librería para leer y tomar un vinoEscribir en la sección de literatura de un periódico y una partida de billar fue el comienzo de Tipos Infames. A Gonzalo Queipo, Francisco Llorca y Alfonso Tordesillas se les ocurrió la idea en 2007, y tres años después nació esta librería en el barrio madrileño de Malasaña. “Ampliamos el negocio tradicional de librería con un espacio donde ofrecemos una selección de vinos, bodega, cafetería y una sala de exposiciones. Digamos que es un lugar donde suceden cosas relacionadas con el libro, como presentaciones, exposiciones de ilustradores o talleres”, explica Tordesillas. La calidad, la especialización y la cercanía con el lector son tres de las claves del éxito de un negocio que, dada la crisis, tiene un panorama complicado. Los próximos proyectos para la librería pasan por el desarrollo tecnológico: renovar las condiciones del local incluyendo un proyector y una pantalla, y cambiar la web mejorándola con más servicios. “La cuestión radica en seguir activos y trabajar por lo que más nos gusta, la literatura”, afirma Tordesillas.

    Productos de esparto para nuevos clientesJuan Sánchez llegó hace 14 años al negocio de artesanía que había regentado primero su abuelo y después su padre, tras haber trabajado como técnico informático. Situada en la calle de la Cava Baja de Madrid, en Espartería Juan Sánchez se venden los productos que él mismo elabora: artículos de esparto, botijos, persianas, botas de vino y cuerdas. Explica que el negocio ya no tiene nada que ver con el de su padre, en el que había distinta mercancía y compraban otros clientes. “Vienen gitanos buscando bastones y servimos para el ‘atrezzo’ de películas y series de televisión”. Por ejemplo, en Hispania o Juana La Loca se ven los productos de esta espartería. Aun así, Sánchez reconoce que “las grandes superficies han matado a los negocios tradicionales”. Su apuesta ahora es la tienda online y un buen posicionamiento en Internet. “No me da para vivir, pero sí para capear la crisis”.

    Originales bombones hechos a manoBombones de jengibre, de sésamo, chocolatinas, tabletas con frutos secos, con fruta fresca... Teresa Yagüe, maestra chocolatera, lleva trabajando este producto desde 1996, pero fue en marzo de 2010 cuando abrió La Bombonera de Barco en Madrid. Un negocio tradicional en el que se elaboran y venden productos de chocolate sin conservantes ni aromas artificiales. “Hay que dejar bien clara la diferencia entre el comercio que compra y vende artículos de chocolate y el nuestro, que fabrica fijándose en la calidad y en la originalidad de los bombones”, comenta Yagüe. Después de dos años, la tienda empieza a tener una clientela asidua, pero esta emprendedora reconoce que son momentos difíciles. “Intentamos buscar nuevos clientes en catering y bares. Ahora con la moda de los ‘gintonics’, algunos locales ponen una tapa dulce, así que ahí estamos nosotros con una uva o un gajo de mandarina bañado en chocolate”



    **Alquilar tu coche**Alquilar un coche de lujo para desplazamientos puntuales y compartir el taxi o el coche con personas que hagan el mismo trayecto son algunas iniciativas para trasladarse en la urbe que ya son empresa.
    Prescindir de tu coche durante veinte horas semanales es un negocio para las personas que integran la red de RelayRides, una compañía fundada en el área metropolitana de la ciudad estadounidense de Baltimore, que comparte vehículos de persona a persona. Además del alquiler comunitario ofrece un servicio de mecánicos, seguro, sistemas de evaluación y control de los usuarios para que los propietarios puedan disponer de su vehículo cada día. Compartir el coche es una empresa lucrativa, como lo son también éstas que, basadas en los vehículos de cuatros ruedas, han puesto en marcha emprendedores españoles.
    Daniel Isabel lanzó en marzo Carpling, un portal para compartir el coche y el taxi y reducir los niveles de tráfico, en el que lleva trabajando desde hace más de un año. Una inversión de 200.000 euros ha dado luz verde a esta plataforma basada en las redes sociales, que además incluye otros servicios para compartir la plaza de garaje, ruta para ir a trabajar o acceder a ofertas en billetes del AVE.
    Samuel Lown, Adeyemi Ajao y Juan de Antonio se dieron cuenta de lo incómodo que era conseguir un taxi en el extranjero y entender sus tarifas. Por eso crearon Cabify.com, una aplicación que que permite acceder a un coche de alta gama con chófer, tarifas claras y pago automático. Iniciaron el proyecto con algo menos de 100.000 euros, pero enseguida aumentaron su capital. Operan en Madrid y Barcelona y este año prevén establecerse en quince ciudades fuera de España y facturar tres millones de euros.
    David Pareja, artífice de Everybodycar.com junto con J. Carlos Castaño, define su negocio como una plataforma de comunicación entre compradores y vendedores de coches nuevos: “Los interesados en una marca se unen y acceden a mejores precios y descuentos al adquirir en grupo en un mismo concesionario”. La inversión inicial para crear esta red social de compradores fue de 250.000 euros. En la actualidad trabaja con 210 concesionarios, tiene más de 8.000 usuarios y funciona en Madrid y Barcelona.
    Gabriel Herrero, Jorge González y Alejandro de León dejaron su trabajo en banca para crearBluemove, una empresa de carsharing que quiere consolidarse en Madrid. Tienen una flota de 18 coches, el último de ellos eléctrico, y es un servicio pensado para personas que viven o trabajan a menos de cuatrocientos metros de distancia de los vehículos. El cliente sólo paga por el uso del automóvil, desde una hora hasta varios días. La puesta en marcha de este negocio supuso una inversión de 160.000 euros



El efectivo de Facebook merece un reconocimiento


VIVERO EMPRESA


RECURSOS EN LAS CÁMARAS DE COMERCIO
En las cámaras de Comercio, tB cursos y seminarios, asesoría jurídica, documentación, alquiler salas, biblioteca,



PLAN DE CONTINUIDAD EMPRESARIAL


Constitución de una empresa. INTERESANTE